Header Ads

Banner 728 x 90

Golpe a los sindicatos: DT reconoce a grupos negociadores

Un rotundo cambio a la reforma laboral provocó el dictamen emitido por el actual Director del Trabajo, Mauricio Peñaloza, hace un par de días.



La reforma laboral, instaurada el año pasado por la ex presidenta Bachelet, tenía entre sus objetivos entregarle mayor protagonismo a los sindicatos en ciertos aspectos. Uno de ellos era la titularidad sindical, la cual implicaba que los sindicatos eran quienes decidían si los beneficios conseguidos en la negociación colectiva se extendían a los trabajadores no sindicalizados.

Ahora, ese principio cambió por completo. ya que la Dirección del Trabajo, ahora mandatada por Mauricio Peñaloza, emitió un dictamen el cual reconoce a los grupos negociadores como sujetos participantes de las negociaciones colectivas. Lo que se transforma en un golpe a los sindicatos, quitándole una de las mayores atribuciones.

"Por razones de buen servicio, se ha estimado pertinente emitir un pronunciamiento que complemente y modifique el sentido y alcance de las disposiciones legales referidas al registro en la Inspección del Trabajo de los acuerdos del grupo negociador como instrumento colectivo, conforme a lo dispuesto por el artículo 320 del Código del Trabajo", dice el dictamen.

Cabe recordar que la discusión sobre si los grupos negociadores son o no legítimos como instrumento colectivo, viene desde la tramitación de la reforma laboral. Ello, porque el proyecto original establecía la titularidad sindical y dejaba fuera la figura de los grupos negociadores. Sin embargo, el Tribunal Constitucional (TC) declaró inadmisible la titularidad sindical y abrió la puerta a los grupos.

Sin embargo, pese a ese fallo del TC, el anterior director del Trabajo, Christian Melis, resolvió que en su facultad de organismo regulador, la DT debía interpretar la ley y, según ella, los grupos no estaban facultados para negociar.

Para el Director de Comunicaciones de la Federación de Supervisores de la Minería Privada, Fesumin, Víctor Riesco, este dictamen es un golpe bajo para los sindicatos, ya que les quita parte de su objetivo que es la representación de los trabajadores.

“Los grupos negociadores no estaban contemplados en la reforma laboral, por lo tanto dejaban en mano de los sindicatos la representación de los trabajadores, además de las otras labores sindicales. Es importante destacar que esa titularidad sindical que se pretendía instaurar con la reforma, fue desechada por el TC. Esto significa una gran pérdida para los sindicatos ya que estas organizaciones no se crean con el fin de satisfacer la necesidad de una negociación, sino que son creadas con el objetivo de representar a todos los trabajadores”, señala Riesco.

“En sí, que nuevamente aparezca un grupo negociador, implica que los trabajadores no se puedan unir bajo la misma causa y se entiende como un negocio para el empresariado,  la parte de que no puedan llegar a acuerdos de buena manera y pensando en beneficio de todas las personas”, añade.

Según este dictamen, ahora los grupos negociadores serían la contraparte de los sindicatos en los procesos de negociación colectiva. Sin embargo, las organizaciones de trabajadores se oponen rotundamente y ya hubo manifestaciones en contra de la DT el pasado jueves 2 de agosto.

No hay comentarios