Cifran en cerca de 200 los trabajadores despedidos en los últimos meses en el sector minero en el norte del país



Preocupación han generado los despidos masivos que han sufrido trabajadores de la industria minera durante los últimos meses en el norte del país, cifrándose en cerca de 200 las personas que han quedado cesantes tras lo ocurrido en Spence la semana pasada.

La salida de 57 funcionarios sorprendió al sindicato de la empresa, sobre todo luego que se diera como razón sea un plan de optimización que dejó sin trabajo a operadores, mantenedores y supervisores.

“Tiene que ver con un tema de reducción de costos y a nosotros nos complica esa posición, porque no tiene explicación por los números que ha tenido la compañía en el último año y la contracción de costos que ha tenido. Además, la empresa está bien posicionada en la media con el resto. Nos tomó de sorpresa”, dijo a 24 horas Ronald Salcedo, presidente del sindicato.

Ni siquiera la mayor estabilidad en el precio del cobre ha evitado que los planes de reducción de costos se hayan visto en las mineras Spence, Caserones y Candelaria.

“Tuvimos despidos masivos en minera Candelaria en Copiapó, en Caserones en un alto número y ahora sumando a los de Spence, nos acercamos a los 200 trabajadores que han sido despedidos en último tiempo”, expresó Gustavo Tapia, presidente de la Federación Minera de Chile.

“Los despidos son totalmente injustificados. Nosotros vemos como mandan millones de dólares al extranjero y vemos como en el país solo generan cesantía y desolación”, cerró el dirigente. 

Por su parte, desde Fesumin señalan que "Hace un par de días sufrimos los despidos más recientes, con más de 50 personas en Spence. Finalmente, los trabajadores siempre están pagando el precio por la mala planificación o decisiones arbitrarias. Las compañías deberían ser más responsables en todo sentido y como trabajadores deberíamos buscar la forma de exigirlo". 

No hay comentarios