Relaves mineros abandonados: "El Estado se debe comprometer con el tema de cómo es el monitoreo y el control de la actividad"

La tragedia ocurrida hace algunos días en la mina Vale, donde la liberación de material residual de hierro de una operación en el distrito de Mariana cobró 19 víctimas, despertó las alertas en Chile donde existen 101 relaves, de los cuales 27 no tienen propietario identificado, es decir, están abandonados.

“El tema de los relaves va a tomar una significancia muy importante con el tema del cambio climático que está ocurriendo en nuestro país. Este año en el norte de Chile ya han ocurrido varias bajadas muy abruptas de agua por el tema del invierno altiplánico, lo que podríamos mirar un poco más hacia adelante que durante el invierno continental, aquellos sectores que están entre las regiones Antofagasta y Valparaíso se vean afectados por inundaciones fuertes”, apuntó Víctor Riesco, Director de Comunicaciones de Fesumin.

Esta situación, preocupa a mineras y autoridades porque además se da en un ambiente de rechazo creciente por parte de las comunidades a este tipo de depósitos. “Es lamentable que las empresas que han explotado y usufructuado, teniendo buenas ganancias, no se hagan responsables de los relaves y que tampoco lo hayan informado”, lamentó Riesco, explicando la raíz del problema.

“Es de suma importancia que la imagen que se proyecta de la minería poco responsable y poco seria y ambientalmente inviable, va a golpear la puerta de forma muy fuerte”, complementó.

Riesco, eso sí, se encargó de aclarar que no todo es negativo en torno a los relaves, pues puede generar nuevos trabajos, siempre que la actividad esté debidamente regulada. “Si queremos destacar que existe una alta probabilidad de generar nuevos negocios por el tema de los relaves. Los relaves no necesitan un chancador, ni un proceso de explotación, ni se deben utilizar explosivos”, expresó.

“El tamaño de la partícula del relave es bastante pequeña y permite ser procesada inmediatamente, por lo tanto, existe la posibilidad de poder generar una buena alternativa de trabajo. Me parece que por ahí se debe apuntar más que por otras instancias. Existe la forma de poder medir y controlar la calidad de materiales que están en los relaves, ya que no sólo se dan a conocer temas de cobre, sino que también de hierro y otros materiales que se explotan en el norte de Chile”, agregó el dirigente sindical.

Finalmente, destacó que “hay una alternativa, hay una buena visión ahí, pero el Estado se debe comprometer con el tema de cómo es el monitoreo y el control de la actividad en estos relaves, al fin de evitar que en un futuro se generen estas posibles grandes fallas de los tranques y terminen contaminando o provocando la muerte de personas”.

En tanto, el Gobierno prepara una serie de medidas que pretenden un ajuste en la evaluación, lo que permitiría también que el Estado pueda “poner en el mercado” los relaves que definitivamente no tienen dueño identificado.

No hay comentarios