Consejo Minero recomienda no perseverar en la iniciativa de reducir la jornada semanal de 45 a 40 horas

El presidente de Consejo Minero, Joaquín Villarino, expuso frente a la Comisión de Trabajo de la Cámara de Diputados, en donde presentó las observaciones sobre el proyecto de reducción de jornada y aconsejó poner los esfuerzos en el proyecto de modernización laboral. 

Según informa Portal Minero, Villarino presentó una caracterización del trabajo en minería, señalando que «la experiencia de la industria ha demostrado que es posible tener turnos equivalentes a jornadas de entre 40 y 45 horas semanales, acordados entre empleadores y trabajadores, con resultados en un trabajo seguro y bien remunerado». 

En cuanto a la presunta relación entre las jornadas y la productividad laboral, Villarino declaró que «en países con mayor productividad laboral la jornada tiende a ser menor, pero esto no significa, como sugiere el proyecto de ley, que una reducción de jornada desde las 45 horas semanales llevaría a un aumento de productividad».

Villarino hizo la recomendación de «no perseverar en esta iniciativa de reducir forzosamente la jornada semanal de 45 a 40 horas, sino poner los esfuerzos en el proyecto de modernización laboral del Ejecutivo que da más opciones de jornadas a ser acordadas entre empleadores y trabajadores».

Desde el Sindicato de Supervisores de Collahuasi, su secretario, Víctor Riesco, afirma que “la asociación gremial de mineras transnacionales junto con Codelco, están apuntando a apoyar la reforma que plantea el gobierno de Sebastián Piñera, principalmente camuflando dos temas que son importantes. Primero, la reducción de 45 a 40 horas semanales y segundo de que se aprueben todas las condiciones que están dentro del proyecto de ley”. 

“Nos parece que esta visión de Joaquín Villarino es simplemente un espaldarazo al gobierno, en una figura que le conviene mucho al sector minero, porque cualquier situación de disminuir horas implicaría que deberían solicitarse nuevamente jornadas excepcionales bajo otras figuras y eso incrementará los costos de la minería”, agrega. 

Riesco asegura que “de forma categórica, los trabajadores de la minería consideramos que no es un tema, pero que si se diera la disminución como ley, las mineras deberían estar obligadas a negociar con sus trabajadores la extensión de estas cinco horas que serían necesarias para el funcionamiento tal cual como está en el presente”. 

“No nos parece una idea descabellada, ya que así como hemos logrado generar organizaciones sindicales de trabajadores y supervisores a nivel de la minería, negociar un punto de cinco horas, podríamos hacerlo. Lo que sí, no estamos de acuerdo en que Villarino, que representa sólo al 3% que es la minería en el total de la fuerza laboral nacional, preste apoyo a un proyecto como la modernización laboral, considerando el poco impacto que la minería genera en las estadísticas de trabajo. Creo que Villarino y el Consejo Minero deberían ser un poco más solidarios y pensar en aquellos trabajadores que no son de la minería y que se dedican a otros rubros en este país”, finaliza.

No hay comentarios