Diputados aprobaron en general proceso constituyente, pero sin paridad de género ni escaños reservados

La Cámara de Diputados aprobó, el recién pasado miércoles, en general el proyecto de ley que reforma la Constitución Política de la República a fin de iniciar un proceso para la redacción de una nueva Carta Magna, aunque rechazó hacerlo mediante paridad de género e incluyendo a pueblos originarios e independientes.

El proyecto fue aprobado con 127 votos a favor, 18 en contra y 5 abstenciones, en una larga sesión que tuvo la presencia de representantes feministas y mapuches que vieron con pesar los aspectos rechazados. 

Es que, por falta de quórum (2/3), se negaron las disposiciones que contenían la paridad de género y los escaños reservados para pueblos originarios, con 80 votos a favor, 62 en contra y siete abstenciones.

A raíz de esto, se vivieron tensos momentos en la Cámara Baja por lo que la sesión tuvo que suspenderse de manera momentánea cuando un grupo de mujeres quiso entrar a la Sala para protestar por el rechazo del oficialismo a la esperada paridad.

De esta forma, se aprobó el plebiscito del 26 de abril en que la ciudadanía deberá decidir si aprueba o rechaza la nueva Constitución y también el órgano constituyente.

También se aprobaron la Convención Mixta y la Convención Constituyente, así como sus respectivas integraciones, inhabilidades y funcionamiento.

Otro punto aprobado fue el plebiscito nacional constitucional para que la ciudadanía apruebe o rechace la propuesta de la nueva Constitución. En caso que se rechace, se estabeciòn que continuará vigente la presente Constitución.

El Gobierno, previo a la votación, había llamado a los parlamentarios a "honrar" la palabra empeñada en el Acuerdo por la Paz firmado el 15 de noviembre pasado, que dio inicio público al proceso constituyente. 


No hay comentarios