Traspasos de dineros a paraísos fiscales vuelve a poner en jaque a Sebastián Piñera y su familia

Una serie de reportajes sacudieron un poco más al Presidente Sebastián Piñera, cuya aprobación ha caído a mínimos históricos tras el estallido social, el que ya superó los 50 días. Esta vez, se reveló el traspaso de dineros de la familia Piñera-Morel a paraísos fiscales.

La reformulación del grupo empresarial del mandatario tras su primer mandato presidencial significó el traspaso de más de $500 millones de dólares a sociedades de sus hijos en dos destinos: Islas Vírgenes Británicas (IVB) y Luxemburgo, ambos considerados paraísos fiscales según el Servicio de Impuestos Internos (SII).

El Mostrador, apunta que a través de Bancard Inversiones Limitada, empresa que Piñera controla con el 66% de la propiedad, a inicios de 2015 comenzó a transferir recursos desde Chile a las compañías de sus hijos en el extranjero.

El problema es que no lo hizo bajo la Ley, razón por la que el SII comenzó una fiscalización en su contra y detectó irregularidades en una operación de financiamiento a sus hijos, incluyendo el no pago de impuestos por la misma durante dos años, un tributo que incluyó -durante su segundo mandato presidencial- una condonación de las multas por parte del Estado.

Ante esta situación, el diputado DC, Gabriel Ascencio, anunció un proceso de fiscalización y solicitó al Presidente y a sus hijos a informar en qué paraísos fiscales mantienen su millonaria fortuna.

Según la información financiera del Grupo Bancard, la pesquisa del SII reveló que el traspaso de $68 mil millones que hizo Sebastián Piñera Echenique en 2015 desde Bancard Inversiones Limitada a Bancard International Investment, controlada por sus hijos en las Islas Vírgenes Británicas, fue, a lo menos, irregular.

El Servicio de Impuestos Internos reveló que en estas transferencias de dinero a los hijos de Piñera no se pactaron tasas de retribución, lo que “traducido” es que no se pagaron los impuestos correspondientes.

Pero eso no es todo, pues hay que sumarle antecedentes de otras operaciones similares en cuanto a transferencia de fondos entre la familia Piñera-Morel, donde no se reconoce fiscalización alguna por parte del Servicio de Impuestos Internos.

Así lo señala en su reportaje El Desconcierto que apunta que aparte de los $68 mil millones fiscalizados por el SII, Bancard Inversiones Limitada traspasó, a través de varias operaciones financieras con sociedades relacionadas en Chile y el extranjero, más de US$440 millones a las Islas Vírgenes Británicas y Luxemburgo.

No hay comentarios