Candelaria suspenderá operación por huelga de dos de sus sindicatos

 Argumentando la "seguridad de sus trabajadores", Minera Candelaria anunció en un comunicado de prensa que paralizará sus operaciones a partir del día 20 de octubre. 

Tres procesos de Negociación Colectiva lleva hoy Minera Candelaria: Un sindicato en huelga, otro que comenzaría la paralización este martes, y el Sindicato de Supervisores a la espera de una respuesta a su propuesta. 

Sin embargo, el diálogo no ha primado y la búsqueda de algún acuerdo y fin de las negociaciones en buenos términos aún no se divisan. Dos de sus sindicatos de operadores rechazaron las respectivas ofertas de la compañía y optaron por iniciar una huelga. Mientras el Sindicato Mina comenzó la paralización el jueves 8 de octubre, el Sindicato Candelaria iniciaría su huelga desde el martes 20 de octubre. 

“Dados los constantes bloqueos, los ataques a nuestro personal e instalaciones que ponen en riesgo la seguridad de nuestros trabajadores, cuestión que excede el marco de una movilización laboral, Candelaria tomó la determinación de suspender sus operaciones a partir del día 20 de octubre de 2020", aseguran en su comunicado. 

"Durante este período, sólo se continuarán ejecutando trabajos esenciales para dar cumplimiento a nuestros compromisos de seguridad de las personas y medio ambiente. La operación se retomará sólo una vez que sea posible contar con las garantías necesarias para la protección de todos los trabajadores”, añaden. 

“Candelaria reitera su profundo respeto por el derecho a huelga de sus trabajadores, siempre que esta se realice dentro del marco legal vigente. En esa línea, rechaza categóricamente todas las acciones que comprometan la salud y seguridad de los trabajadores, contratistas y comunidades", continúan. 

"Del mismo modo, la empresa reafirma su voluntad de dialogar en un ambiente de respeto mutuo, buena fe y apego irrestricto a la legislación para alcanzar un acuerdo que sea beneficioso para las partes”, finaliza el comunicado de la empresa minera.

Sin embargo, estas palabras fueron contradecidas por el Presidente del Sindicato Mina, Patricio Gárate quienes el pasado viernes  retomaron las conversaciones entre ambas partes, actuando como mediador la Dirección del Trabajo.

El Presidente dijo: “Lo que ha señalado Candelaria es una real mentira, porque la huelga legal de los trabajadores nunca ha perjudicado la seguridad y menos la vida de los funcionarios, lo que puede ser verificado ante Carabineros de Chile, que minuto a minuto ha monitoreado el movimiento. En ningún momento hemos hecho vandalismo, es lamentable también, por ejemplo, que el Relacionador Público de la Compañía, Edwin Hidalgo, esté dando declaraciones que no se ajustan a la realidad, ya que los trabajadores somos el pilar fundamental de esta empresa, y todos estos años nos han tratado como unos verdaderos animales”. 

“El Sindicato Mina siempre ha tenido la mejor disposición de diálogo con la compañía, pero aún así nos han dado un portazo en la cara al no presentarse en algunas reuniones de negociación, dedicándose solamente a enlodar el nombre y el prestigio de nuestra organización, llegando incluso a presentar un recurso de protección para amedrentar y denigrar a sus propios trabajadores, distrayendo la atención de la comunidad de acontecimientos oscuros en los que la empresa ha incurrido con la alcaldía de Tierra Amarilla gastando millones y millones de dólares, hechos que en todo caso está investigando la justicia y que se esperan se puedan esclarecer en su totalidad, por lo mismo el Consejo de Defensa del Estado de ha hecho parte de esta causa”, agregó. 

Garate continuó señalando que "no vamos a permitir que descabecen el Directorio, intentando confundir a la opinión pública con información falsa, ya que somos directivos transparentes y honestos, y no tenemos ningún compromiso familiar o personal con la compañía, y tampoco lo tendremos en ninguna instancia”.

Gárate aclaró que el Sindicato Mina siempre ha tenido la mejor disposición de llegar a un acuerdo, pero subrayó que éste se puede alcanzar siempre y cuando resulte beneficioso a los intereses y las demandas de los trabajadores que fueron claramente detalladas en el proyecto de negociación colectiva presentado a la compañía, y que en el fondo busca velar por sus derechos, su seguridad y un mejor bienestar para sus familias. 

Por su parte, el Sindicato de Supervisores espera respuesta de la empresa durante esta semana.

No hay comentarios