ST2 por conflicto en Minera Candelaria: Es una "Tormenta Perfecta"

La situación en Minera Candelaria es compleja. La huelga del Sindicato Mina y las entrampadas negociaciones con otros sindicatos de la empresa han generado un panorama impensado en un año complicado para la industria del cobre, algo que se asemeja a una "Tormenta Perfecta". 

Según aporta Víctor Riesco, secretario del Sindicato: "La figura que se está presentando en Minera Candelaria podríamos llamarla la "Tormenta Perfecta". Todos los sindicatos de la empresa llegaron a una negociación colectiva durante el año 2020 y a eso debemos sumarle todo el proceso vivido con el Covid-19 y todas las restricciones tanto laborales como sociales que se han generado", indicó. 

"A parte de eso, hay que ver la exposición a la que se ha visto expuesta la minera debido al caso con el Municipio de la ciudad de Copiapó. La imagen de la empresa está en entredicho y cualquier situación respecto a los trabajadores es algo que exacerba todo lo anteriormente planteado", agregó Riesco. 

El también Director de Comunicaciones de Fesumin, añadió que "el Sindicato Mina lleva 28 días en conflicto con la empresa y se le sumó el Sindicato Candelaria, a esto hay que incorporar, en un futuro cercano, la negociación que se abre por parte del Sindicato de Supervisores". 

"Llama la atención la actitud dura  y "de pocos amigos" que ha tenido la empresa en su desarrollo en este tipo de procesos. No es novedad que en los sectores mineros se acostumbra a ser bastante avasallador en algunas situaciones, pero esto le está jugando en contra a la empresa minera", apuntó.

Respecto a la postura de la compañía, Riesco expresó que "llama la atención que la empresa esté dispuesta a no generar cambios en sus estructuras a fin de ganar la confianza de los trabajadores, porque todos sabemos que la confianza se rompe después de procesos tan largos cuando las posturas son intransigentes”.

Finalmente, expuso que "el día de mañana la empresa debe producir cobre para poder seguir avanzando, pero hasta el momento sus ejecutivos han estado dispuestos a sacrificar la producción por no otorgar beneficios a sus trabajadores, lo cual le juega en contra. Este ha sido un año muy difícil para todo el negocio minero y arriesgar esta situación bajo las condiciones de una huelga empeora la situación, no les queda más que aguantar el chaparrón, pero la "Tormenta Perfecta" está ad portas". 

No hay comentarios