CODELCO VENTANAS: LA FUNDICIÓN SE ENFRENTA A SU CIERRE DEFINITIVO. Parte I

El directorio de Codelco decidió cerrar la fundición situada en el cordón industrial de Quintero – Puchuncaví debido a sus elevadas emisiones contaminantes y pérdidas económicas, sin embargo, sostuvo la construcción de una nueva fundición más tecnológica y ambientalista.


La división Ventanas es una fundición y refinería en la que se procesan concentrados de cobre. Su funcionamiento no ha estado exento de polémica, ya que en la última década se han presentado muchos casos de intoxicación por contaminación ambiental. 

Ante los últimos episodios de contaminación e intoxicación de personas, Codelco señaló en un comunicado: "Luego de una sesión extraordinaria realizada hoy, el directorio de Codelco aprobó por mayoría avanzar en la preparación del cese de la operación de la fundición Ventanas. El acuerdo sólo involucra al proceso de fundición, ya que la refinería no está en cuestión”. 

El comunicado agrega que entre 2010 y 2017 Codelco invirtió US$156 millones en obras medioambientales en esta operación para bajar sus emisiones y capturar 95% de los gases. Sin embargo, "una potencial inversión de US$54 millones para aumentar la captación de gases, no es garantía de que no se produzcan nuevos episodios de contaminación, debido a la crisis socioambiental del polo industrial, el riesgo de nuevos peaks y las condiciones atmosféricas de la zona".

Poco después del anuncio, el presidente Gabriel Boric realizó una conferencia de prensa para abordar el tema. El mandatario defendió la decisión y buscó calmar los temores de los trabajadores sobre el futuro de sus fuentes laborales.

"Quiero hablarles a los trabajadores y sus familias. Por décadas, la comunidad de Quintero y Puchuncaví y las y los trabajadores de la fundición han esperado certeza sobre su futuro. Hoy les damos certezas y un futuro. No los vamos a dejar solos. Nuestro gobierno está tomando todas las medidas necesarias para que esta decisión, que va en directo beneficio de la población, no genere consecuencias negativas".

Según lo dicho, el gobernante señaló que pidió al Presidente del Directorio de la minera estatal que se asegure, de que ningún trabajador de Codelco quedará desamparado producto del cierre. 

"Sus puestos de trabajo, para ser más específico, están asegurados en otras divisiones de la empresa, en las mismas condiciones, sin menoscabo alguno", aseguró. 

Sin embargo, los trabajadores no acogieron bien el anuncio. A la salida de ese encuentro con el directorio, y antes de la conferencia de Boric, Andrea Cruces, presidenta del Sindicato 1 de Ventanas, criticó la medida: "Nos citaron para hablar del futuro de la división Ventanas y nos dijeron que ellos no estaban dispuestos a invertir y que estaban por el cierre de la división".

Cruces argumenta la inocencia ante los episodios de contaminación y arremete contra el presidente de Codelco: "Llevamos 12 días detenidos. Hoy día es más que evidente que no somos los responsables. Llevo 36 años en esta división y nunca vi a un trabajador intoxicado. Por lo tanto, las personas que estuvieron detrás de todo esto, hoy día tienen sus resultados".

Como medida de protesta ante la decisión de cerrar Ventanas, desde la FTC, Amador Pantoja, el timonel de la organización, ratificó que iniciarán esta semana una jornada de movilizaciones que incluirá el bloqueo de todas las divisiones de la compañía. 

Por otra parte, la decisión tomada por el presidente Boric fue alabada por los vecinos de Quintero y Puchuncaví. Katta Alonso, vocera de Mujeres de Zonas de Sacrificio en Resistencia Quintero - Puchuncavi afirmó: “El Gobierno está empezando a cumplir su promesa de acabar con las zonas de sacrificio y de hacer una transición justa, que es súper importante. Lamentablemente Codelco Ventanas es una de las industrias más peligrosas y contaminantes que tenemos en la zona y que ha arrasado con el territorio porque tenemos todo con arsénico”.

Continúa.