Juzgado de Letras Iquique acoge demanda por vulneración de derechos de trabajadora en contra de Compañía Minera Collahuasi

La batalla legal que iniciara Ivonne Herrera, trabajadora de Compañía Minera Doña Inés de Collahuasi hace más de un año, por estos días comienza a dar sus primeros frutos en favor de lo que ha defendido sin tregua, sus derechos fundamentales.

Según indica el comunicado emitido por el sindicato Collahuasi, fue el 16 de febrero 2021, que Ivonne, acude al Juzgado de Letras del Trabajo de Iquique, para interponer una demanda por tutela de derechos fundamentales en contra de la compañía minera, alentada por la irregular situación laboral a la que fue relegada por su supervisión directa, sin mayores explicaciones, en circunstancias en que se desempeñaba como titular de pala, siendo destacada a nivel nacional e internacional por ser pionera, como mujer, en la industria.

Las consecuencias en la salud física y mental de la aludida, ante una situación que a su juicio era claramente discriminatoria, se fueron haciendo más evidentes y tras algunos reveses en dictámenes de la SUSESO, presiones de la compañía para llegar a un acuerdo extrajudicial y entre un sinfín de conflictos con la contraparte que se presentaron durante el proceso, el Juzgado de letras entrega el fallo acogiendo la demanda, señalando:

“En consecuencia, se declara que la demandada COMPAÑÍA MINERA DOÑA INÉS DE COLLAHUASI SCM, ha vulnerado los derechos fundamentales de la actora, prevenidos en los artículos 19 Nº1 y Nº4 de la Constitución Política de República, es decir, su derecho a la Integridad Psíquica y a la Honra de la trabajadora, en relación al artículo 2 del Código del Trabajo, es decir, su derecho a no ser discriminada en forma arbitraria, todos, en relación con el 485 del Código del Trabajo”.

Frente a este resultado, Ivonne Herrera, sostuvo, “Si bien es cierto, ha sido agotador todo este proceso, por lo que ha significado estar todo el tiempo atenta al juicio y a los dictámenes de la superintendencia de seguridad social sobre mi enfermedad profesional provocada por el actuar de mi supervisor directo, sin embargo me encuentro conforme con la sentencia, ya que desde un comienzo afirmé jamás bajar los brazos de lo denunciado al tribunal del trabajo “Tutela por derechos fundamentales” (menoscabo y discriminación), además que con este juicio siempre busqué limpiar mi honor de mujer, madre de familia y trabajadora y dejar un precedente sobre los derechos y vulneraciones a los trabajadores”.

“Además, no puedo dejar de agradecer a las personas que se han hecho parte de este largo y doloroso proceso, entre ellas, Felipe Román y Cristian Salinas, ambos dirigentes del sindicato Collahuasi, quienes me brindaron su apoyo y orientación desde el día uno en que fui sacada de mis funciones para ser el relevo de mis compañeros, hasta el día de hoy”, concluyó Ivonne Herrera.

Dentro de lo que la demandada tendrá que dar cumplimiento según la sentencia, se considera:
Disculpas públicas en el diario “ La estrella de Iquique” por parte del presidente ejecutivo y supervisor directo de Compañía Doña Inés de Collahuasi, por haber lesionado el derecho a la integridad psíquica, la honra y discriminación arbitraria. Realizar charlas y/o capacitaciones en materia de derechos fundamentales en la relación laboral, con especial énfasis, en las garantías constitucionales que la legislación laboral ampara y derechos de los trabajadores. Crear un perfil y descripción de cargo con su debida capacitación. Indemnización por daño moral.

Por último, es importante destacar que, si bien este es un fallo que considerara reparación económica, para Ivonne, el valor de este triunfo, tiene que ver con la defensa irrestricta de los derechos de las y los trabajadores y en especial de no permitir que se vulneren los derechos de las mujeres, discriminándolas y relegándolas como trabajadoras de segunda categoría.