Header Ads

Banner 728 x 90

Nosotros

ORGANIZACIÓN

Orígenes de nuestro Sindicato.

Primera Directiva Sindical
ST2
Nuestro sindicato se constituyó el 4 de octubre de 2013, pero su origen se remonta mucho antes de ese año.

Desde hacía un tiempo entre los supervisores de CMDIC se venía acumulando una gran inquietud producto de las desigualdades que se apreciaban en el trato personal y en los beneficios percibidos.

A pesar del individualismo existente, la convicción de la necesidad de provocar un cambio impulsó la decisión de un grupo de trabajadores en cuanto a organizar un sindicato de supervisores de Minera Collahuasi. El propósito: contar con una estructura que velase por sus intereses comunes.

El primer paso fue la creación de una cuenta de correo donde se canalizaron las distintas opiniones. Las respuestas fueron casi unánimes, era urgente la necesidad de organizarse y de esta manera comenzaron las gestiones legales para la constitución de un sindicato.

El primer intento por constituirnos en septiembre de 2013 ante la Inspección del Trabajo, no prosperó. Sólo se alcanzó la mitad del quórum necesario de 250 integrantes. En la segunda tentativa se utilizó otra estrategia de votación, a través de notarías en Arica, Iquique, Antofagasta, La Serena y Santiago. 

La estrategia dio frutos y un mes después del primer intento, logramos fundar el Sindicato Nº 2 de supervisores  de Collahuasi.

Posteriormente, iniciamos el contacto permanente con Relaciones Laborales de la compañía y el 1 de diciembre se inauguraron las oficinas del sindicato en el edificio Conferencia en pleno centro de la ciudad de Iquique, lo que permitió la atención directa de socios y socias.

En marzo de 2014 comenzamos a establecer relaciones con otros sindicatos de supervisores de la minería privada y estatal, que fueron surgiendo con posterioridad a nuestra organización. Fue así que logramos constituir una federación de supervisores de la minería privada, Fesumin, que es presidida por el presidente de  nuestro sindicato, Carlos Zurita Morgado.


La primera Negociación Colectiva.

Un año después de constituirnos, en el mismo mes de octubre, propusimos a la compañía iniciar un proceso de negociación no reglada que la empresa rechazó, argumentando que no se cumplían los plazos según lo indicado en el artículo 322 del Código del Trabajo. Ante ello, nos propusimos revertir la negativa, asesorándonos con un equipo jurídico. Presentamos un escrito a la Dirección Nacional del Trabajo (DT) en el que argumentamos que las leyes laborales permitían una negociación reglada y paralelamente, desarrollamos gestiones al más alto nivel, con la Ministra del Trabajo y el Director Nacional del Trabajo, a fin de que se dictaminase positivamente la posibilidad de negociar.

Las acciones emprendidas fueron exitosas y la DT emitió el 10 de julio de 2014, un dictamen favorable que señaló explícitamente la facultad del sindicato N° 2 de supervisores para negociar colectivamente, lo que además generó un valioso precedente para que otros sindicatos pudiesen hacer lo mismo. 

De este modo el 5 de septiembre de 2014 y acogiéndose a los plazos legales, el sindicato de supervisores entregó un proyecto de contrato colectivo de trabajo a la empresa, dando inicio a la negociación reglada 2014. Cinco días después, Minera Collahuasi emitió un comunicado informando de la presentación del proyecto de contrato colectivo de trabajo y posteriormente comunicó oficialmente a la directiva, su disposición a negociar.

Tras un proceso de negociación de tres meses, el 29 de noviembre nuestro sindicato logró el primer contrato colectivo para Supervisores de la empresa, alcanzando varios reconocimientos, tanto en lo monetario como en el cumplimiento de aspectos de de la legislación que hasta entonces no se verificaban al interior de la empresa.

Como directiva hemos desarrollado una estrategia y una actitud de hacer las cosas de manera distinta a la tradicional, teniendo siempre en cuenta el bien de nuestros asociados, preocupándonos también de aquellos que por diferentes motivos han dejado de pertenecer a la empresa. 

Hemos privilegiado el entendimiento y la comunicación con la empresa, en vez de posturas frontales y duras, aun cuando también hemos utilizado múltiples herramientas para negociar y cuando las posturas se han distanciado -para definir estas situaciones- hemos optado por recurrir a árbitros como la Inspección de Trabajo o los Tribunales Laborales .

NUESTRA MISIÓN

Servir a las necesidades globales de los trabajadores Supervisores,  a través de acciones eficientes y oportunas, con el propósito de alcanzar el más alto nivel de desarrollo personal y laboral.
Asimismo, velar por el cumplimiento de la Legislación Laboral, principalmente a lo que enmarca, el respeto a los Derechos Fundamentales de todo Trabajador y al reconocimiento de su dignidad  como persona y trabajador.

NUESTRA VISIÓN

Ser el Sindicato que garantice amparo constante a sus socios, canalizando la búsqueda de soluciones a problemáticas laborales y profesionales frente a quienes corresponda y por un mejor futuro laboral, que sea justo y consecuente.

Generar siempre instancias para contribuir a la mejora del clima laboral, lograr que nuestros socios se sientan orgullosos del Sindicato, ser un ejemplo para las futuras generaciones y para agrupaciones afines que se desarrollen en otras empresas a nivel nacional.